jueves, 26 de febrero de 2009

Non é unha caixa

Hay alguna razón por la que me encantan los libros infantiles, y es que algunos representan en pocas páginas más contenido profundo e interesante que muchos de los destinados para los adultos. ¿Cómo explicar entonces que muchos de mis libros preferidos sean juveniles?
Hay varios factores, por supuesto, y muchos tienen que ver con la calidad visual. Los libros infantiles suelen estar más trabajados, pretenden impresionar y ser más claros y directos. Los libros para adultos suelen ofrecer más importancia al contenido escrito y desprecian el dibujo o la fotografía en muchos casos. Sí, evidentemente es muy importante leer, pero también lo es interpretar. Siempre me gustarán las novelas históricas, las aventuras de piratas y otras novelas... también seguiré leyendo ensayos sobre educación, naturaleza... pero no lo puedo evitar, siempre me siento atraído por la literatura para los más jóvenes. Así se encuentran por ejemplo entre mis preferidos algunos de Michael Ende; los dos de Jim Boton (lo que explica mi apodo y nombre del blog), Momo, La historia interminable...
El otro día paseando encontré un libro infantil llamado Non é unha caixa, de Antoinette Portis, y publicado por Factoría K de libros. A la autora no la conozco, aunque ya me he estado informando. Sobre la editorial, debo reconocer que al principio pensé que se trataba de Kalandraka, una magnífica editorial. No estaba muy alejado pues Factoría K de libros tiene que ver todo con Kalandraka si no me equivoco.
Non é unha caixa es un magnífico libro que te deja esa sensación de los lugares donde la mente adulta no llega, que te hace pensar en el mundo de los niños mezcla de realidad y ficción, y que además trata el tema de la importancia y simpleza del juego, muy importante en la actualidad, en la que nos afanamos en ofrecer lo último en ocio a los pequeños. Y lo hace a través de un texto simple y unos magníficos dibujos.
Lo recomiendo a mayores y pequeños, sin duda. Servidor piensa que ha hecho una buena compra y seguirá disfrutando como un niño.

1 comentario:

Conchita dijo...

"Hay alguna razón por la que me encantan los libros infantiles, y es que algunos representan en pocas páginas más contenido profundo e interesante que muchos de los destinados para los adultos."
Yo he pensado lo mismo muchas veces; no lo podrías haber expresado mejor. Que no nos vengan luego con que es "literatura menor": casi todos los álbumes de Lóguez o de Fondo de Cultura Económica de México, son literatura con mayúsculas y para todas las edades.
Buscaré enseguida el libro que comentas.
Saludos, Jim.