martes, 10 de marzo de 2009

Digitalización

Se ha hablado ya mucho sobre el uso de las TIC en educación, y el debate para mí no existe. Lo que sí sigue existiendo es la diferencia existente entre el discurso y la práctica, de tal manera que ese pensamiento ideal en el que todos estamos de acuerdo nos lleva a prácticas diferentes. Es decir, "que sí, que las TIC están muy bien, que podemos hacer un montón de cosas, que el alumno interactúa de tal forma que puede crear conocimiento...". Varias perspectivas pueden afirmar que así es y sin embargo ejemplificarlo en la práctica de maneras muy diferentes.
Bajo mi visión hay varios ejemplos clave, el primero referido a la pizarra digital, sobre la que ya he hecho referencia en una entrada anterior. Sin discutir las capacidades de la herramienta en sí, el uso (o el gran desuso) deja mucho que desear. Y la forma en la que se emplea es diversa. Algunos optan por trasladar fichas sin más. Otros buscan actividades en cualquier repositorio, y la colocan sin tener en cuenta el contexto, y donde los alumnos siguen siendo sujetos pasivos receptores de información. No dudo tampoco de buenas prácticas con la pizarra, al igual que tampoco dudo de buenas prácticas con el libro de texto, pues al final el debate no debería ser si libro sí o libro no, y pizarra sí o pizarra no.
Otro ejemplo muy claro suele ser el software usado en las aulas. Por alguna razón jclic está en todos los centros que he visitado. Y siempre me he asombrado de ver horas asignadas en el aula de informática para resolver actividades de jclic, en donde el papel del profesor era de vigilante. Los niños acudían felices al aula de informática, "les motivaba mucho", pero curiosamente a todos los niños que conocí les motivaban muchas otras cosas; salir del aula, y nunca salían; elaborar proyectos, y nunca elaboraban... después de ver un montón de actividades jclic, no llegué a comprender el éxito del programa, desde el punto de vista del aprendizaje. Prácticas que serían vistas de otra forma de no estar frente a un ordenador. Nunca vi a un niño hacer un proyecto con jclic, sólo resolverlo. De alguna manera, me parece una prolongación del libro y las actividades tipo que suelen aparecer en los mismos. Tampoco dudo de buenas prácticas con jclic, ahora bien, no las he visto.
Aquí hay algo clave que es la digitalización, es decir, expresar datos de forma digital, sin que para ello haya una profunda reflexión. Así tomamos los ejercicios del libro, los pasamos a un proyecto jclic, y ya hemos mejorado la práctica docente. Si además pongo esas actividades en la pizarra, me convierto en lo más. Y ahora empieza el debate con los libros digitales.
Y ... ¿qué importa el formato si siguen siendo lo mismo?

5 comentarios:

Frankie dijo...

Muy atinado. Digitalizar las prácticas docentes tradicionales puede que sea catalogable como introducir la tecnología en la enseñanza, pero de ahí a decir que es una mejora o que es innovación...

El reto está en utilizar la tecnología para crear situaciones que favorezcan o provoquen nuevas y potentes formas de aprender.

Javier Escajedo Arrese dijo...

Supuestamente superada la alfabetización digital y un poco más allá de los e-mail/s personales, PPSs, mesenger/s, skipes/s, MySpace/s, ebay/s, fotos y demás, tanto entre nativos como inmigrantes digitales, podemos definir diferentes grados de uso en torno a estos medios. Jerarquizando concretamente diferentes niveles de uso educativo de recursos digitales, podemos oscilar entre el más elemental 1 …

1 – actividades convencionales o comunes en clase.
2 – búsqueda de información basada en la web.
3 – inter-comunicaciones – interactuaciones grupales en línea.
4 – re-elaboración de información (publicaciones compartidas).
5 – creación de informes – creaciones documentales grupales y en red.

… y el más elevado 5 bastante próximo a la tan “parlamentada” construcción de conocimiento.

Por supuesto cabe mayor detalle en esta limitada jerarquización, pero solamente quiero acentuar diferentes niveles de uso de los recursos digitales en nuestros centros. Podemos añadir a lo que refieres respecto a los JClic escolares, del mismo modo, los muy-muchos Moodle/s limitados al intercambio simple de .DOC/s - .PDF/s - .PPS/s junto a algunos ejercicios HotPotatoes … etc. tanto en institutos como en universidades, dentro de contextos de aprendizaje tan comunes en las clases como los que citas en esta entrada. Podríamos señalar del mismo modo blog/s limitados a la relación de enlaces o a publicaciones de opinión, Wikis limitadas a ejercicios y trabajos escritos no muy distantes a los también comúnmente practicados en clases convencionales.

Tienes mucha razón en lo que dices, comparto tu enfoque en esta entrada, pero quiero señalar algunas cosas, destacarlas si cabe.

JClic es una buena herramienta aunque puede ser no tan bueno el uso hecho de ella. Algo parecido cabe señalar del libro de texto. Me explico.

JClic representa una nueva forma de desarrollar tareas de clase, en un nivel básico, de acuerdo, digamos que en un nivel 1, pero nueva forma de trabajo en clase también ya que, aunque básica, la nueva herramienta y el nuevo instrumental al uso introducen cambios insoslayables en su desarrollo en cuanto ejercicios prácticos de clase…

.
http://kontarini.blogspot.com/2009/01/direcciones-en-el-tinglado.html
.

… lo cual no quiere decir que el uso exclusivo de Clic como aplicación digital en clase sea lo único que cabe hacer.

El libro de texto puede ser, por ejemplo, tres cosas;

1 – un catecismo cualquiera, palabra divina sagrada e inamovible.
2 – un libro de texto sin más, contenedor de un desarrollo curricular determinado.
3 – un libro de consulta más en la biblioteca de clase.

El problema de utilizarlo en su nivel más bajo (catecismo) no es un problema editorial, es un problema de ejercicio docente. La opción de utilizarlo dentro de niveles de trabajo más altos la conocemos todos y lo innovador es practicarlo, utilizarlo como se indica. Cuando en los años ochenta nos “revolucionamos” con el NO al libro de texto ya que nosotros mismos desarrollaríamos nuestros propios textos en base a nuestras propias necesidades, discurso aún hoy al día, derivamos en no pocos casos hacia un Foto-Copiado de diversos libros de texto Foto-Componiendo desarrollos curriculares en una muy actual dinámica del Copia-Pega. El problema no es la herramienta (libro, texto o aplicación digital), el problema está en el uso que hacemos de ella. Ayer como hoy, y mañana, la relevancia del papel de la pedagogía / didáctica es tan claro como oscura su práctica real, práctica que depende de más variables aquí ahora no al caso.

Creo que con los recursos tecnológicos 1 buena forma de empezar en estas cosas es por el 1 citado porque también es 1 buena forma de enterarse por donde van las cosas. Podemos coger confianza digitalizando lo que ya sabemos hacer BIEN en clase (que no todo es malo) e ir avanzando en los nuevos medios informáticos de desarrollo y trabajo. Empezando por el principio podemos ir andando camino, no es bueno minimizar primeros usos básicos clamando por elevadas aspiraciones de niveles de uso educativo aún lejanos respecto a la implantación educativa de estas nuevas tecnologías en nuestros centros.

Solemos pecar de discursos sobredimensionados frente a prácticas minimizadas, niveles de aspiración situados muy por encima de los niveles de posibilidades reales en unos u otros entornos de aprendizaje.

No puedes esperar ver mucho en visitas a centros en cuanto a lo aquí referido. Una visita no da mucho de sí si no incluye la intervención directa. Solamente tenemos una forma de palpar las realidades de clase y es ejerciendo, tocando esas realidades, haciendo eso que vemos hacer a otros. El formato sí importa, el medio es el mensaje, la herramienta influye en el desarrollo de la actividad, la misma actividad desarrollada con herramientas diversas y formatos variados … cambia, hasta donde se produce el cambio y en qué sentido es en lo que estamos.

Frankie dijo...

Ejercicio de imaginación... cuando se haya pasado por completo al soporte "digitalizado"... ¿el dinosaurio seguirá estando allí?

Carlos González Ruiz dijo...

Hola,
tienes toda la razón del mundo. Además lo explicas de una forma clara y concisa. Una simple innovación tecnológica no significa innovación pedagógica.
saludosss

Nacho dijo...

hola soy un alumno de conchita y me gusta mucho tu blog aparte de que me gusta mucho jim boton
un beso haste seguidor de mi blog